Los trucos que te salvan en la cocina

trucos para cocinarSon muchas las situaciones que se presentan en la cocina, que se pueden salir de cualquier proporción y que eventualmente nos pueden llegar a causar situaciones bochornosas.

Por eso es bueno estar preparados y conocer esos trucos que te salvan en la cocina y que te pueden ahorrar más de un chasco, sobre todo cuando estas sobre el tiempo y con los comensales esperando en la mesa.

Esperamos que te sean de mucha utilidad nuestros consejos:

1- La mayonesa se corto: Son, o somos muchos los cocineros que no compramos la mayonesa empacada o envasada. Preferimos prepararla de acuerdo como nos enseñaron, sin preservativos ni edulcorantes.  Sin embargo, suele suceder que se nos corte en el momento final, y sobre todo cuando ya tenemos listo todo lo demás.

Pues nada. El mundo no se ha acabado y todo lo que debes hacer es tomar un huevo, separar la yema y batirla con un poco de mostaza. Luego la agregas a la mayonesa que se ha cortado y veras que recupera su consistencia en un dos por tres.

2- El choclo no ablanda: Le has dado horas de cocción y todavía no logras que el choclo quede tierno. El tiempo se te agota y debes acudir a uno de esos trucos que te salvan en la cocina.

Entonces debes hacer lo siguiente: Retira la olla de la estufa sin destapar. Agrega tres gotas de anís y una cuchara pequeña de azúcar. Lo vuelves a tapar y dejas que el vapor haga su labor durante diez minutos más. Te quedará tan tierno que se deshará en tus manos.

3- Quitar el mal olor del repollo:   Muchas son las recetas deliciosas que se deben preparar con repollo como ingrediente imprescindible. Sin embargo, si es una ocasión especial y tenemos invitados no nos gustaría que la casa quedara  impregnada con el aroma desagradable que ese vegetal despide en el momento de su cocción.

Pues para eso están los trucos que te salvan en la cocina. Solo debes incluir un trozo de pan duro y una hoja de laurel al agua en que vas a cocinar el repollo. No tendrás ningún olor desagradable en tu casa.

4- ¿Los huevos estan en buen estado?:  Si quieres comprobarlo no necesitas ni siquiera abrirlos.  Solo debes sumergirlo en agua. Si el huevo sale a la superficie, está dañado. Por el contrario, si se va al fondo del recipiente, como si fuese una piedra, está en muy buenas condiciones.

5- Cocinar granos:   Nos referimos aquí específicamente a los Frijoles o Porotos y a los Garbanzos.  El caso es que los Frijoles se deben cocinar sin agregar la sal.  Si añades la sal antes de la cocción es muy probable que te queden duros. Por el contrario, los garbanzos exigen que se les agregue la sal antes de cocinar para que alcancen la textura indicada.

6- Se nos paso la sal en un guiso: Esta es tal vez la situación más común que requiere acudir a trucos que te salvan en la cocina.  La solución es más fácil de lo que creemos.  Todo lo que debes hacer es introducir dos papas crudas en la cocción y dejar que hierva nuevamente. Las papas crudas agregadas al final tomaran los excesos de sal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *