Las mejores fuentes de proteína

Las proteínas se caracterizan por ser moléculas que se encuentran compuestas por aminoácidos, y resultan esenciales para el adecuado funcionamiento del organismo. En este sentido, cabe mencionar que, en realidad, más del 50% del peso corporal se encuentra compuesto por proteínas.

El modo más sencillo de conseguir los aminoácidos que requiere el organismo es mediante la ingesta de proteínas de origen animal, ya que las mismas cuentan con cada uno de los aminoácidos esenciales que el organismo no tiene la capacidad de producir naturalmente.

Asimismo, existen ciertos vegetales que también suelen ser fuente de proteínas, sin embargo, no cuentan con todos los aminoácidos requeridos por el organismo, razón por la cual, siempre es necesario complementarlos con la proteína de origen animal.

¿Cuáles son las mejores fuentes de proteínas que existen?

Aunque existen diversas fuentes de proteínas que es posible añadir a nuestra dieta diaria, lo cierto es que, hay algunas que destacan por ser mejores que otras, como por ejemplo, las mencionadas a continuación:

Carnes

Las carnes destacan por encontrarse entre los principales alimentos proteicos que se pueden encontrar, dado que se encuentran compuesto por alrededor de un 20% de proteínas e independientemente del animal que sea, logra proporcionar todos aquellos aminoácidos que requiere el organismo.

Asimismo, cabe señalar que la carne se trata de la mejor fuente no solo de vitamina B12, sino también de hierro. Sin embargo, su mayor inconveniente, por lo menos en el caso de la carne roja, consiste en que cuenta con bastante grasa.

De igual manera, es preciso señalar que, con relación a las diferencias que existen entre la carne roja y la blanca, aunque se suele decir lo contrario, lo cierto es que la primera no cuenta con mayor aporte proteico que la segunda. Lo que significa que la carne de pavo, pollo o pato, entre otras, ofrece el mismo porcentaje de aminoácidos que la carne de cordero, vaca o ternera.

También es preciso decir que las proteínas suelen dañarse a causa del calor, de manera que al cocinar la carne, varias de ellas llegan a perderse. De modo que, aunque el punto de cocción ideal depende de cada comensal, lo cierto es que mientras menos se cocine la carne, mayor será su aporte proteico.

Pescado

El pescado destaca por ser la segunda fuente de proteínas que existe, ya que al comerlo podemos comer el músculo de un animal de forma directa, lo cual permite que su contenido de proteínas también ronde el 20%.

Pero aparte de ofrecer casi la misma cantidad de proteínas que proporciona la carne, hay que señalar que los pescados cuentan con mayores beneficios sobre la salud que los ofrecidos por la carne; por lo que incluso se podría decir que, probablemente, se trata de la mejor fuente de proteínas.

Huevos

Los huevos también destacan entre las mejores fuentes de aminoácidos disponibles, dado que cuentan con casi un 14% de proteína, la cual además de destacar por ser de alta calidad, también se distingue por ser fácilmente digerible; siendo capaz de proporcionar cada uno de los aminoácidos esenciales en las porciones necesarias.

Igualmente, hay que decir que, al contrario de lo que muchos suelen pensar, casi todo el contenido de proteínas que poseen los huevos se encuentra presente en la clara. En este sentido, aunque la yema incluye pocos aminoácidos, posee un alto contenido de grasas y también de colesterol, razón por la cual es aconsejable no comer más 3 huevos por semana; aunque en caso de consumir solamente la clara, es posible hacerlo a diario.

Legumbres

Las legumbres cuentan con un aporte de aminoácidos bastante alto, incluso mayor al que ofrecen la carne y el pescado, ya que su contenido de proteínas ronda hasta un 25% de todo su composición. Sin embargo, dichas proteínas se distinguen por ser de menor calidad en comparación con la de los otros alimentos de origen animal, ya que no ofrecen la totalidad de los aminoácidos esenciales.

Productos lácteos

Las proteínas que ofrecen tanto la leche como los derivados lácteos se caracterizan por ser de un gran valor biológico, no obstante, su principal inconveniente consiste en que no se encuentran presentes en altas cantidades. Esto se debe a que las proteínas únicamente integran un 3% de la leche, razón por la cual resulta complicado conseguir el aporte mínimo necesario mediante su consumo.

En cualquier caso, la leche al igual que los productos lácteos, incluyendo el queso y el yogurt, al tratarse de las versiones con menos grasas, suponen una gran fuente de proteínas de buena calidad, a través de la cual complementar por completo los aminoácidos obtenidos mediante otros alimentos.

Frutos secos

Los frutos secos suelen ser bastante idóneos tanto dentro de las dietas veganas como de las vegetarianas, debido a que ofrecen una buena cantidad de proteínas de buena calidad, aunque no tan buena como la que poseen las proteínas de origen animal; sin embargo, logran cumplir adecuadamente con los requerimientos diarios necesarios.

Cabe mencionar, además, que el aporte de proteína que ofrecen los frutos secos suele variar de forma considerablemente dependiendo de cada fruto, no obstante, por lo general suele ser elevado. Sin embargo, su principal inconveniente se trata de que además proporcionan un elevado aporte de calorías y grasas, razón por la cual es importante consumirlos con moderación.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *