Hornos brasa para asar y disfrutar el pollo

Muchas personas disfrutan de un buen pollo asado a las brasas, basta con ver que a los restaurantes que ofrecen esté producto casi nunca les faltan consumidores, menos si es fin de semana. Si usted es un fan del pollo asado le alegrará saber que los hornos brasa de maquinasasarpollos.es/hornos-brasa también están a su alcance, diríjase personalmente a una tienda de electrodomésticos especializada en asadores o búsquelos por internet.

Así que no espere más, compre un horno brasa y quede como el mejor anfitrión al recibir a sus invitados con un suculento pollo asado.

Tipos de hornos brasa para asar pollos

horno para polleriaUsted podrá encontrar hornos brasa con capacidad para albergar desde nueve hasta cien pollos, el sistema de asado también varía, de manera que tenga la posibilidad de elegir entre hornos brasa carbón, de gas, de electricidad o mixtos.

Los primeros conservan el modo tradicional de asar el pollo con lo que es más fácil replicar el sabor que le daban las abuelas a sus comidas, los de gas o electricidad reducen el tiempo de cocción y permiten un dorado más parejo. Los mixtos, como su nombre lo indica, combina los sistemas (por ejemplo con interior a gas y botones eléctricos para controlar la temperatura) o dan la posibilidad de cambiar de uno a otro en cualquier momento.

En cualquier caso le recomendamos que el material sea acero inoxidable; que cuente con un sistema de rotación y traslación, para que todos los pollos queden iguales y bien cocidos; que aísle y preserve del calor, para que ahorre combustible y que su manejo sea seguro.

Aliña el pollo antes de ponerlo en los hornos brasa

Si ya tomó una decisión entre la variedad de hornos brasa y adquirió el que más se ajusta a sus necesidades, es probable que quiera usarlo cuanto antes, sin embargo, el pollo requiere algo más para quedar apetitoso: bañarse al menos durante una noche en una combinación de aliños que desprendan su olor dentro del horno y potencien el sabor particular que aportan las brasas.

Hay distintas opciones de condimentos y aquí le presentamos cuatro:

  1. Prende un procesador de alimentos con 200 centímetros cúbicos de aceite, el jugo de 3 limones, 4 dientes de ajo y la cantidad que quieras de perejil, comino, ají molido, romero, sal y pimienta.
  2. En un mortero machaca dos cucharadas de Romero, dos cucharadas de comino, dos, de pimienta; cinco, de ajo y diez, de sal gruesa. Vierte en un recipiente y añade una taza de cerveza negra.
  3. A media taza de cerveza rubia agrega 20 mililitros de  salsa de soja, una cucharadita de ajo, una cucharadita de comino; una, de orégano; una, de romero; una, de ajo; una, de vinagre rojo; una, de pimienta negra y una, de sal.
  4. Licue una taza de jugo de limón con una cucharada de mostaza, sal, pimienta y aceite al gusto, una cucharadita de pimentón, una cucharadita de ají; una, de orégano y una de tomillo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *