Efectos nocivos del tabaco para la salud

Los seres humanos tenemos en nuestras vidas muchos hábitos, pero algunos de ellos son nocivos para nuestra salud, como lo es el fumar tabaco, una actividad que realizan millones de personas en el mundo, sin pensar en las consecuencias que esto implica.

Más allá de quienes fuman tabaco de manera habitual desde hace muchos años, lo más preocupante es que cada vez son más jóvenes que comienzan a hacerlo solo por moda, por ser parte de un grupo social determinado, sin saber verdaderamente los efectos que puede tener ese producto para su salud.

Efectos más perjudiciales del tabaco para la salud

Como sabemos que se trata de un tema muy complicado que preocupa a la mayoría de los padres hoy en día, en este post estaremos mencionando los efectos nocivos que tiene el tabaco para la salud, que seguro servirá como un llamado a la prudencia de quienes pretenden iniciar con dicho hábito.

1.       Causa graves trastornos del sueño

Entre los muchos efectos nocivos que posee el tabaco para la salud, uno de los más destacados que afecta a quienes tienen este mal hábito en sus vidas, es que comienzan a sufrir trastornos del sueño, es decir, no pueden dormir como antes, no les es posible conciliar el sueño.

mujer estirandose

Quienes empiezan a fumar tabaco ven como su capacidad de descanso comienza a disminuir, cada noche es peor que la anterior, pero nunca se detienen a pensar que se trata de una consecuencia del tabaco, cuando en realidad es así.

Si no quieres que el tabaco afecte negativamente tu salud con este efecto nocivo, lo recomendable es que no tomes este mal hábito, o que lo dejes si ya forma parte de tu vida.

2.       Afecta gravemente el sistema cardiovascular y el bronco pulmonar

Otro efecto nocivo del tabaco para la salud es que afecta gravemente el sistema cardiovascular, así como también lo hace con el bronco pulmonar, lo cual es algo muy grave porque pueden aparecer en tu cuerpo enfermedades terminales en los órganos relacionados con estos, además de muchas otras complicaciones que no quieres padecer.

Según las estadísticas que se relacionan al consumo del tabaco, este producto es la principal causa de aparición de cánceres como el de laringe, pulmón, aparato urinario y órganos digestivos, por lo que no debería ser utilizado por ninguna persona.

Además, los fumadores de tabaco también son más propensos a sufrir otros padecimientos por dicho hábito, como son las úlceras estomacales, enfermedades del corazón y de los vasos cardíacos, pero lo más grave de todo es que comprometen en gran medida su sistema inmunitario, el cual es más propenso a las infecciones y se le hace más difícil superarlas.

3.       Ocasiona enfermedades dentales

Las personas que fuman tabaco se enfrentan a otro grave problema, y es que esto también comienza a afectar su salud dental, ocasionando la aparición de distintas enfermedades, que se originan en el contacto que tiene el calor producido por la combustión del tabaco con la mucosa oral.

Entre las enfermedades dentales que aparecen como consecuencia del tabaco están la gingivitis y la periodontitis, que pueden ser muy molestas para quienes las padecen, y por eso esto debería ser suficiente para desalentar a los que piensan en comenzar a fumar tabaco.

Por si fuese poco, el tabaco también provoca en los dientes un color amarillento, produce más caries y aumenta el riesgo de que pierdas a una edad temprana tus piezas dentales, que si bien no son efectos a corto plazo, en algún momento te llegarán a afectar.

4.       Hace verse más viejos a los fumadores

Quienes quieren verse más jóvenes deben descartar completamente el fumar tabaco, ya que este lo que hace es aumentar la cantidad de años que tienen las personas, por lo que se oye mucho cuando a alguien, que bien puede no fumar, se le indica que tiene cara de fumador, solo porque su aspecto visual luce un poco deteriorado y con poca vida.

anciano leyendo

La razón por la cual el tabaco hace verse más viejos a los fumadores, es que este producto reduce la cantidad de oxígeno que llega a la piel, por lo que comienzan a aparecer más arrugas, haciéndola lucir sin brillo y con celulitis.

Distintas investigaciones han llegado a la conclusión de que el tabaco puede envejecer la piel entre 10 y 20 años, sobre todo en las zonas alrededor de los ojos y la boca, por lo que tendrás un aspecto más demacrado.

5.       Adelanta la menopausia

Las mujeres que se convierten en fumadoras de tabaco desde una edad temprana, según las investigaciones realizadas, son más propensas a que llegue la menopausia a sus vidas, hasta 5 años antes de lo estimado para esta, por lo que comenzarán a presentar problemas hormonales desde mucho antes de lo previsto.

En ocasiones, las fumadoras de tabaco solo internalizan que ya están en la edad y que ha llegado la menopausia, que es cosa de su genética, pero no es así, ya que se trata de una consecuencia de este hábito que no tiene nada positivo.

Quienes no quieran que las hormonas comiencen a ser un problema antes de tiempo, lo más recomendable es que se alejen del tabaco, ya que este no las ayudará en ese, ni en ningún sentido.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *